El secreto de las empresas exitosas durante el coronavirus

A pesar de las dificultades causadas por el coronavirus, muchos startups basados en tecnología aún se encuentran en una posición única para continuar las operaciones. Según los datos de Startup Genome, el 96% de las personas continúan trabajando durante la crisis. Pero en este porcentaje, muchos de ellos encontraron grandes dificultades inicialmente porque sus modelos comerciales cubren industrias que hoy han sido severamente afectadas por el virus.Las capacidades de perseverancia y remodelación de los empresarios han llevado a muchos de ellos a reinventarse y ajustar sus modelos en un tiempo récord, y satisfacer las necesidades de emergencias médicas.


Algunas compañías han logrado un éxito total, otras todavía están haciendo cuentas para ver el impacto real del vuelco en su modelo de negocio. Puede haber otros que estén considerando si este paso es necesario. Le mostraremos empresas que invirtieron en la creación de una pagina web o una app móvil que condujeron a una mejora en ingresos totales:


Empresa Loro

Vincular la industria minorista a la tecnología es una de las principales tareas de los fundadores de Loro. Esta es una plataforma concebida como una red social para compras que conecta a los usuarios con los centros comerciales, lo que facilita el proceso de compra en estas tiendas institucionales.

Juan Saravia, cofundador y CEO de la plataforma, explicó que el punto es hacer que este proceso sea más efectivo, el proceso es primero consultar en Internet, luego la compra real. Él dijo: "Al modelo realmente le gusta. Nos pusimos en contacto con socios importantes en el campo. Hace unos ocho meses, comenzamos a construir ideas de negocios". La plataforma se lanzó en diciembre de 2019. A partir de febrero, tiene alrededor de 7 marcas y realiza entre 20 y 30 transacciones por día. Sin embargo, cuando llegó el coronavirus, su plan se acortó. "En marzo, todo nuestro personal cayó a cero. Nuestro modelo de negocios fue cancelado porque todos los centros comerciales estaban cerrados. La presión y la frustración son enormes", dijo Saravia. Él y su compañero no querían parar. Debido a que tienen la tecnología y la plataforma para proporcionar más servicios, decidieron revertir el negocio. Loro permitió que diferentes centros de almacenamiento y despacho para recibir los productos de sus aliados y les brinden soluciones logísticas durante el aislamiento, a la vez que satisfacen las necesidades de compra de los colombianos. La flexibilidad de su modelo les permite poseer más de 30 marcas, incluidas Miniso, Koaj y LiliPink, y aumentar la categoría de consumo masivo. Como explicó Saravia, ahora han registrado hasta 600 transacciones diarias, y en un mes ha mostrado un crecimiento inesperado en un período de tiempo tan corto. Él dijo: "Una gran lección es no permanecer en la zona de confort. Si nos quedamos quietos y solo consideramos los modelos que tenemos, entonces no veremos crecimiento ahora".


Vive Agro

Para convertirse en empresario en cualquier industria, la edad y la ocupación no son importantes. Por el contrario, esta diversidad enriquece nuevos proyectos. El primer politólogo y el segundo gerente de negocios, Juan Felipe y Pablo Arbeláez probaron esto, fundaron su empresa Vive Agro en 2011.

La compañía es pionera en la producción, preparación y distribución de verduras y hortalizas frescas listas para comer en Colombia. Tienen la mayor capacidad de procesamiento de estos productos en el país, alrededor de 1,500 toneladas por mes. Forman parte de la red Endeavour y exhiben un crecimiento exponencial, y son una de las empresas más influyentes del país. Según Juan Felipe, sus principales proveedores son pequeños y medianos agricultores que les brindan descuentos como precios fijos, capacitación y certificación de buenas prácticas. Su mercado es un restaurante. Sus principales clientes incluyen El Corral, Crepes & Waffles, Subway, Juan Valdez y otras cadenas de tiendas. Sin embargo, como la industria más afectada por covid-19, el modelo de negocio de Vive Agro está en problemas. "Fue un gran golpe porque vivíamos en restaurantes, que fue uno de los primeros departamentos en cerrarse. En menos de 15 días, nuestra facturación cayó un 75%", dijo Arbeláez. Esta situación llevó a estos empresarios a reinventar su negocio y encontrar una manera de atraer nuevos clientes a través de sus productos: los hogares colombianos. Esto ha traído cambios a sus canales de comercialización: han establecido el comercio electrónico en menos de dos semanas, sin un amplio conocimiento del mundo digital, y han desplegado redes logísticas para satisfacer la demanda. Todas las cosas progresan mejor de lo esperado. Hoy, venden 200 cajas al día en Bogotá y esperan lanzar negocios a nivel nacional en los próximos días. "Eso rápido nos hará responder al mismo ritmo. Hemos construido un comercio electrónico. Para mí, este es un mundo nuevo que requiere más inversión y conquista nuevos clientes en un tiempo récord. Hoy Seguimos estudiando ", dijo.

También vieron oportunidades en el campo de la desinfección. La empresa utiliza su propio desinfectante orgánico. Ya lo están vendiendo y han vendido más de 20,000 litros. Señales de que el espíritu empresarial no se detendrá.